martes, 13 de noviembre de 2012

Al diván con Juan Martín Ferro

Al diván con Juan Martín Ferro 
-por Ricardo Costa Brizuela- 

…“Es triste que un artista tenga que pagar para mostrar lo que hace”… 


RICARDO- Juan, como dice Marta Zátonyi en su libro ““Arte y Creación. Los caminos de la estética”, libro que te recomiendo con sinceridad, toda obra artística se involucra, dice ella, profundamente con el tiempo y el espacio en que es gestada individualmente y colectivamente. Traigo esto porque no puede dejar de ver en tus fotos una fuerza social, por así decir, que me resuena en cada una de tus obras. ¿Qué habría de esto para vos?

JUAN- Coincido plenamente con Marta Zátonyi. Siempre tuve un fuerte interés en lo social. Me gusta retratar gente y transmitir lo que siento en ese instante. En el revelado también trato de darle forma a ese momento. Alec Soth dice "Encuadrar el mundo: Es tan importante lo que dejas fuera como lo que decides incluir. En fotografía solo dispones de un instante, y permites que los demás lo completen”. Maravilloso, no?

RICARDO- Ése instante? Sí, es maravilloso… y la vuelta a él, siendo el momento en que es resignificado, es un momento aún más sorprendente. El encuentro con la creación de uno abre una cadena casi ilimitada de sentidos, recuerdos, sensaciones... Y vos qué decís acerca de ese instante? Cómo elegís qué queda fuera y qué dentro?

JUAN- Ése instante es adrenalina. Porque veo ese momento...lo siento. "Es ahora", pienso. Y casi en una milésima de segundo tengo que encuadrar, hacer foco (o no, dependiendo lo que yo quiera mostrar) y obturar. Todo es una decisión. Todo tiene un por qué. Los colores, la saturación, los blancos y negros. Los focos. En fin...Pero a veces, me sale hasta sin pensar. En general, trato que no haya mucha información en los encuadres. Me gusta mucho recortar las imágenes y los personajes. Me parece que son las cosas que hacen diferente a una foto "normal".

RICARDO- ¿Hay algún fotógrafo que te gusta en particular? A mí me fascina el laburo que hace Lester Weiss, estéticamente me da vuelta…

JUAN- Mirá...por supuesto me gusta Bresson. Antoine D´agata, Martin Parr , pero hay un laburo de una fotógrafa argentina que me parece brillante; ella es Irina Werning y su trabajo “Back To The Future”.

RICARDO- Sí, es buenísima… propone un juego semántico muy interesante con las imágenes actuales y las del pasado de los personajes, cargado de esa emotividad y nostalgia, casi onírica, como toda mirada retrospectiva… ¿y por fuera de la fotografía, cuáles son tus referentes?

JUAN- Fuera de la fotografía, hay una sola persona que admiro y mucho. Es Luis Alberto Spinetta. Su música, sus letras y su forma de pensar formaron un ser increíble. Me provocó una profunda tristeza su muerte. Después de su desaparición, creo que el rock argentino tendría que aprender algo de lo que él hizo. Estamos huérfanos de buena música. Sin desmerecer, claro. Conozco muchísimos buenos músicos. Pero la desesperación por los éxitos y el dinero están haciendo que muchos abandonen o simplemente, se dediquen a tocar en bares que si no los seguís no los encontrás. Ojalá cambie. Soy optimista.

RICARDO- Qué desacreditado está el oficio del artista, más cuando recién inicia su carrera, que haya músicos que tengan que pagar para tocar, o escritores que sólo puedan publicar sus libros haciéndose cargo de los costos editoriales da cuenta que la cosa anda mal… y, paralelamente, tenés gente que sorbe hasta la última gota de sangre de aquellos que sí podrían ser redituables para la industria del arte. Creo que la “macdonalización” de la vida cotidiana no dejó a los artistas por fuera de sus víctimas…

JUAN- Claro que anda mal. Y hace rato. Es muy difícil vivir siendo artista. Te imaginás a un médico pagándole a su paciente para atenderlo, o a un abogado haciendo lo mismo con su cliente? Es triste que un artista tenga que pagar para mostrar lo que hace. También, me parece falta unión del lado del artista. Qué pasa si ningún músico paga para tocar? Es un tema muy complejo. Pero repito, si todos los artistas se unieran se podría luchar contra la "macdonalización".

RICARDO- Ni hablar, es una lástima que así sea; por eso, dejemos la cosa chatarra de lado y volvamos a asuntos más interesantes, al menos, gratificantes… me quedé con lo del Flaco, hace unos días me comentabas de una entrevista muy piola…

JUAN - Sí... (risas)...mejor pasemos a otro tema, como diría Andrés. Es una entrevista que le hacen Rosso y Gillespi a Luis Alberto Spinetta en su casa. Y de todas las notas que escuché que le hicieron al Flaco es donde más lo desnudan. Es una charla entre amigos. Luis era una persona con mucho humor. Un gran humor. Tenía una mente brillante. Hay una parte de la charla (interesantísima, por cierto) que habla sobre las identidades. El famoso "es nuestro John Lennon" refiriéndose a García, por ejemplo. Luis decía que es una falta de respeto hacia el músico. No loco! Charly es nuestro Charly. Punto Se acabó. También, habla sobre lo que charlábamos recién a cerca de la música comercial. Es muy interesante cómo expresa sus ideas. Muy claras. Es un tipo que nunca se vendió. Nunca tranzó con nadie ni nada. Siempre se mantuvo al margen del negocio, de lo comercial. Sería bueno que los músicos escucharan esta entrevista para que en el momento que están por venderse, no se “garquen” y se pongan fuertes. (risas)...no? Y finalmente, él estaba muy comprometido con lo social, viste. Ayudaba mucho a la Agrupación Conduciendo a Conciencia. También, habla sobre la sociedad argentina. El respeto entre nosotros. En fin...son 3 partes de 25 minutos cada una de una mente brillante.

RICARDO- Sí, y más allá del estilo de cada uno, o sea, más allá de lo que consuma cada uno, es importante escuchar a estos gigantes del arte en función de lo que pueden transmitir como experiencia. Después cada quién podrá estar más o menos de acuerdo, cada uno adherirá a tal o cual propuesta o visión de un artista; pero es innegable mantenerse humildes, con la cabeza abierta, receptivos… considero que es la única forma de aprender, es decir, siendo humildes…

JUAN- Sí...en cuanto te empezás a "marear" por lo que hacés...dejás de recibir eso que te va haciendo madurar, crecer (personal y profesionalmente). Cuando crees que ya está, cagaste. Los grandes siguen aprendiendo. Tenía entendido que Luis Salinas seguía estudiando guitarra. Entendés? Siempre hay cosas para aprender. Actualmente, estoy haciendo un taller de fotografía documental y el tipo nos muestra fotógrafos, escritores, músicos. Nos da. El que lo reciba va a aprender a sacar mejores fotos. No hay mucha vuelta que darle. Es lo que más rescato del profesor. Nos incentiva constantemente, clase a clase, a mirar, a leer. Si un escritor no lee, no va a contar cosas interesantes. Si un fotógrafo no estudia a colegas, no va a presentar grandes trabajos. Y si un músico no está investigando sobre nuevas músicas, nos va a dar mierda. Es un círculo vicioso...

RICARDO- Sin lugar a dudas… y muy interesante esto del rol docente, la idea de la valoración de una docente como bueno está ligada al incentivo que ofrece y genera…eso habla bien de él, me imagino que estará contento de leerte luego (risas)… que bueno… decime Juan, ¿qué ves para tu futuro? ¿hacia dónde está yendo tu obra?

JUAN- Qué veo para mi futuro? no sé...eso que lo diga una futuróloga! (risas) ...no... Me veo sacando fotos. Mantenerme activo. Cuando empezás con un trabajo van saliendo disparadores e ideas que pueden resultar decentes para mostrar! Tal vez exponer mis fotos "Decapitados" para el año que viene. Posiblemente, sea con algunos de mis hermanos que también planean mostrar su material. Seguramente, vayamos a armar algo juntos. Esa es la motivación más grande.

RICARDO- ¿Qué vendría a ser “Decapitados”?

JUAN- Decapitados es un grupo de fotos que empecé a sacar en shows. Las fotos de recitales siempre me parecieron iguales en algún punto. Entonces traté de hacer algo distinto. Y se me ocurrió decapitarlos. En ninguna de las fotos que saqué, utilicé una edición. Así fueron sacadas. Claro que la iluminación siempre ayuda.

RICARDO- Seguramente sea una cuestión de “iluminación” como dirían algunos… (risas)… igualmente fui y seguiré siendo surrealista por vocación y creo que el arte puede ser hecho por todos. Juan Martín, fue un placer hablar con vos, espero que se repita pronto, y me despido dejándote abierto este espacio para tus obras que, realmente, me gustan mucho.

JUAN- (Risas) Sí...iluminación y seguramente haya retoques… (risas)… bueno Papo, gracias a vos; es bueno saber que del otro lado gusta lo que uno hace con tanta pasión y sacrificio. Ahora viene la parte que me da extrema vergüenza leerme, no? (Risas)

RICARDO- Bueno, eso está en vos, desconfío de todo lo extremo… (risas)… no tenés la obligación de leerla (risas)… gracias y nos vemos pronto.


 Fuente: http://www.actualidadartistica.com.ar/2012/09/al-divan-con-juan-martin-ferro.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario