viernes, 21 de diciembre de 2012

Al diván con Rodrigo Aguado Benítez

Al diván con Rodrigo Aguado Benítez 
-por Ricardo Costa Brizuela-

 … “pienso que siempre se vuelve un poco a los orígenes” … 

(Ri) – Rocco, ¿cómo estás? Debo confesarte que me alegra mucho poder compartir este diván con vos… hoy anduve recordando algunas charlas que hemos tenido sobre música en general y no puedo dejar de hacer hincapié sobre los debates acerca de Floyd y Radiohead… y pensar que aún faltaba, por ejemplo, que saliera “In Rainbows” o “The King of limb”. ¿Cómo ves la música -en sentido amplio - acá a unos años?

(Ro) – La verdad que es muy difícil saber qué pasará con la música de acá a unos años; mi esperanza es que siga mutando, que no se pierda la búsqueda y el hambre constante del artista. Que no se piense que la música se pueda llegar estancar y que no hay nada más por inventar. Bandas como Radiohead, Grizzly Bear, Arcade Fire, artistas nacionales como Gustavo Cerati o Lisandro Aristimuño y muchos más, a mi parecer, demuestran que la música no tiene límites y que todavía se sigue reinventando. Ese debería ser nuestro deber como artistas pienso. Desde el lado estrictamente musical pienso que siempre se vuelve un poco a los orígenes, como en la moda también. Por ejemplo en el disco The King of Limbs podemos escuchar a Radiohead haciendo una música en la cual predomina la percusión. En el tema Bloom, el primer tema del disco, hay dos bateristas y el guitarrista además tiene otro set de percusión, rememorando un poco lo que era la música en los inicio de la misma. No es mi intención hacer futurología pero creo que hoy en día es tanta la cantidad de artistas que incorporan la computadora como un instrumento más, que en algún momento se agotará y se volverá al uso del instrumento acústico pero siempre con una nueva búsqueda, esa es por lo menos mi opinión. Las posibilidades siguen siendo infinitas por suerte.

(Ri) – Y en función de esto último, infiero que tu horizonte aún no es pesquisable entonces… pero, a corto plazo, qué hay ahí delante?

(Ro) - Yo creo que a corto plazo está la premisa de no parar de componer nunca, nunca acostumbrarse a lo que está pasando y tratar de hacer una música que nos llene como personas y artistas. Creo que en Argentina, están surgiendo muchísimas bandas excelentes que por ahí no tienen la promoción que deberían. Existe en el aire un pensamiento de que en Argentina ya no hay proyectos que llamen la atención. Pero yo creo que no es así para nada, creo que tenemos que dejar de ver las bandas - como dice un amigo mío- con el dedo en el whisky, y tratando de juzgarlas antes de escucharlas. Por ahí en lugares no tan grandes como Buenos Aires la gente es más abierta a esta situación y se puede sentir mucho mas la calidez y las ganas de escuchar cosas nuevas. Igualmente no sé si esto contesta a tu pregunta, me parece que me fui un poco de las ramas …(risas)…

(Ri) – La idea es justamente esa, poder irse por las ramas… (risas)… y aprovechando la perspectiva desde acá arriba… contame Rocco, ¿cómo viviste la gira de “ese perro” por Latinoamérica? ¿Cómo surgió la idea de hacer música rodante?

(Ro) - La gira de “ese perro” fue la experiencia mas increíble que tuve claramente. Fue un aprendizaje tremendo y además volvimos más confiados que nunca sabiendo que esto es a lo que nos queremos dedicar. Tocar para gente que no conocíamos y ver las diferentes reacciones de la gente es increíble. Sobre todo en los lugares más chicos donde el público se sentía agradecido porque una banda argentina vaya a su ciudad. Y la buena onda que te dan no se puede creer. Estuvimos en Chile, Perú y Ecuador, fueron cinco meses de viaje y 45 shows, así que era viajar y tocar a full todo el tiempo. No me puedo imaginar cosa más linda, creo que si la plata nos hubiera alcanzado y las ganas hubieran estado presentes podríamos haber llegado hasta México. Hoy en día extraño mucho esa gira. Pero bueno no será la última. La verdad que hay muchas anécdotas y cosas para contar pero sobre todas destaco a la gente con la que nos cruzamos en los tres países que visitamos, gente muy abierta y cariñosa con los viajeros y con los artistas… Además aprovechamos los largos tramos en motor home como para ir creando canciones para nuestro segundo disco que esperamos grabar en enero. La música rodante nació en Villa Gesell, un día que se nos había caído una fecha y estábamos calientes por tocar, así que surgió la idea de tocar en el techo del motor home en la cual estábamos girando y viviendo. Pero después nos pareció más copado tocar adentro. Así que así medio caseramente surgió, el teclado en la cocina y la bata con los equipos de viola y bajo en las dos camas. Y la cajas de sonido en el techo. Así estuvimos haciéndolo en Mar del Plata, Viña del Mar y en varias salidas de shows importantes como Lenny Kravitz, Jamiroquai y los Peppers… Estuvo muy bueno llevarle a la gente nuestra música, no que la gente venga hacia nosotros.

(Ri) - ¿Qué me podrías adelantar del próximo disco? ¿Qué habría que esperar?

(Ro)- La verdad que ni siquiera nosotros sabemos para qué lado está yendo el disco. Últimamente están saliendo temas bastante diferentes al primer disco, por ahí temas con un tiempo medio y mas espaciales, no tan arriba como los de "Las Partes" - nuestro primer LP. También fueron cambiando un poco nuestras influencias en esta nueva etapa. Lo que si esperamos, es que sea un disco más maduro, con mejores canciones y trasladar un poco la experiencia de la gira a los nuevos temas. Todavía estamos en proceso de búsqueda de un productor artístico, que sepa llevar a cabo el sonido que por ahí estamos buscando. Tenemos mucho entusiasmo y ganas de sacar algo copado.

(Ri) – ¿Cuáles son esas influencias actuales?

(Ro) - Y estamos escuchando mucho grizzly bear, una banda de afuera que es increíble y los discos tienen un sonido muy particular. Creo que en la gira fuimos descubriendo varias bandas que escuchamos con más profundidad como Flaming lips, o The real state… Obviamente toda la discografía de Radiohead, del primero al último. Y varias cosas nacionales también obviamente como Cerati o Spinetta. Nos encantaría sacar un disco del estilo y la calidad de Bocanada… (risas)… pero bueno hay que laburar. Escuchando tango también, sobre todo a Astor Piazzolla. Me gusta mucho el ritmo y la melancolía de ese estilo. -

(Ri) – Astor es inigualable, un sonido tan porteño, tan contemporáneo; va más allá del tango para elevar esa mirada melancólica, justamente, esa mirada rezongona y caprichosa, altanera y romántica del porteño a un lugar tan real, real en sentido del tránsito, de los movimientos de la gente, los medios de transporte, las veredas… creo que Piazzolla pudo traducir en sonidos toda la estética porteña, su esencia y su poesía. Claro que acompañado de Horacio Ferrer es aún más fascinante ese retrato, ese recorte que se universaliza a un modo macro cuando lleva su impronta más allá de las fronteras de la General Paz… Hablando de poetas… ¿te gusta leer?

(Ro) - Si la verdad que me gusta, no soy un gran lector igual, me tomo mi tiempo para leer. Siempre me gustaron mucho las biografías, de hecho leí como 3 libros de Astor Piazzolla. Y después como me gusta mucho el cine soy de leer los libros en los que después se hicieron pelis como El perfume, In to the wild y Ensayo sobre la ceguera de Saramago, que claramente es el libro mas increíble de los que leí

(Ri) - ¿Y del cine, qué te gusta?

(Ro) - Y me gustan mucho las películas biográficas como Amadeus o La lista de Schindler. Me emocionan las historias verídicas como Sueño de Libertad, o Ray. Y después pelis que son claramente de mis preferidas como Belleza americana, El cisne negro, Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, Amelie, entre muchas otras. Uno de mis sueños es hacer música para cine. - (Ri) - ¿Y estás en contacto con gente del cine? Es decir, ¿tenés pensado llevarlo a cabo o sólo lo dejás para tus reinos oníricos?

(Ro) - Si, por suerte mi hermano labura de eso, es director y productor de cine. De hecho el fue el realizador- con dos directores más- de nuestro primer videoclip (Te compro todo). Ya hice la banda sonora de un corto de terror llamado "El cuarto", dirigido por Cristian Fernández y ahora estoy haciendo la música de otro corto estilo western pero de gauchos, que se llama "Espiral de sangre" dirigido por Pablo Roy Bertero". Así que muy lentamente voy a aprendiendo, es algo nuevo para mí. Tengo ganas de anotarme a ciertos cursos de realización de banda sonora de cine.

(Ri) - Qué bueno, decime, ¿a qué director te gustaría musicalizar?

(Ro) -Y si pienso en grande me gustaría musicalizar alguna de Michel Gondry claramente…

(Ri) - Será que soy poco objetivo, pero me fascina la elección musical de Woody Allen; igualmente creo que en las películas épicas y en particular "Corazón Valiente" tiene una música fantástica. ¿Y no probaste musicalizar una exposición fotográfica? Te interesaría la idea?

(Ro) - Si seguro, Woody Allen me encanta también, me gusta ese jazz antiguo. Te traslada automáticamente a una peli suya… Nunca se me había ocurrido la posibilidad de musicalizar una exposición fotográfica pero desde ya que me encantaría.

(Ri) - Bueno ya tendremos que pensar en algo juntos… (risas)... para ir terminando, y de curioso nomás, ¿cuál es el tema que más te gusta de "Las Partes", el primer disco de "ese perro" y por qué? -

(Ro) - Seguro que sí! Yo creo que el tema que más me gusta es “Te compro todo”, es el que más disfruto tocar en vivo. Es un tema con mucha energía y tiene una estructura que se diferencia de las demás canciones, me gusta cómo va incrementando de volumen y energéticamente. Al nivel puede estar “Día de velas” o “Fetiche”, seguro son mis tres temas favoritos del disco.

(Ri) - Bueno Rocky, creo que por hoy estamos bien... y quería antes de despedirte, ya que estamos próximos a fechas festivas, desearte, para vos y tu familia, que esta navidad y este fin de año corone y sea el punto de inicio de una nueva etapa con más felicidad, salud y paz. Realmente, aprovecho la ocasión, y extiendo mis intensiones a todos los que puedan leer este encuentro haciéndoles saber que, desde un lugar humilde y afectuoso, les dejo un abrazo y les sugiero que se cuiden a si mismo y a sus seres queridos de los excesos y que, más allá de toda cuestión tradicional en la comida o en la nebulosa de los regalos y las demás cosas que subyacen en estas fechas, se ofrezcan libres de prejuicios ante los que compartan su mesa, que abran sus oídos y cuiden su vocabulario, que respeten y celebren la diversidad y la pluralidad de pensamientos y creencias, que sea esta mesa navideña un símbolo del diálogo y de la aceptación, siendo éstas, desde mi visión, las llaves para una vida más armónica y más felíz. Felicidades Rocky y gracias por tu tiempo...

(Ro) - Gracias Richar por la entrevista y que tengas una gran navidad en familia! Un gran saludo para vos… 

Fuente: http://www.actualidadartistica.com.ar/2012/12/al-divan-con-rodrigo-aguado-benitez.html