viernes, 20 de marzo de 2015

Al diván con Luis Ocampo

Al diván con Luis Ocampo 
-por Ricardo Costa Brizuela- 

encuentro que el convencimiento de creer en lo que buscaban 
 y la continuidad en el tiempo lograron lo que buscaban” 

R – Hola Luis, ante todo gracias por tu tiempo. Cómo estás? Empezaste el año con mucho movimiento por suerte, querés contarme un poco de esto?

L – Hola, cómo estás, este año vengo con dos proyectos personales que ya están en la calle, el primero fue lanzar el libro "Drumbeando Folklore", que es un aporte para los bateristas para tocar todos los ritmos de folklore con bombo legüero y los transcribí para batería y doble pedal. Lo presenté en varias provincias y el concejo deliberante de la ciudad de Merlo lo declaró de interés cultural. En octubre lancé mi primer disco solista, donde además de tocar canto y es un disco de fusión folklórica que se llama “Sombras de ciudad”. Lo presenté en un teatro a sala llena en Merlo y otras ciudades y estuve en varias peñas de Cosquín también presentándolo. También estuve tocando y grabando con varios artistas regionales de San Luis y Córdoba y con una gran cantidad de shows como percusionista de Emilio del Guercio en muchos shows por Capital Federal y el interior del país. Un pequeño resumen de éste último año.

R- Bueno, mucho tiempo para aburrirte no tenés… decime ¿y en tu tiempo libre qué hacés?

L- En los pocos ratos que me quedan estoy estudiando italiano; ya estoy en tercer nivel y algunas tardes que puedo me relajo en el parque andando unos pocos minutos en rollers (risas) pero voy más a tomar mate que a hacer deporte…

R- Sí, resulta esencial conectarse con la naturaleza, salir a tomar aire puro, rodearse de verde. Ver a la gente, por lo menos a mi me fascina eso, mirar a la gente y escribir sobre sus realidades, uno aprende mucho observando a los demás. Decime Luis, hablando de aprendizajes, ¿quiénes fueron tus grandes maestros?

L - Si, totalmente, viviendo acá uno a veces no se da cuenta lo importante que es relajarse en las sierras o el arroyo… Tuve muchos profesores de distintas áreas que hice desde chico y de todos guardo enseñanzas, o conceptos puntuales que te van formando. Aprendí mucho de todos los músicos con los que toqué siempre. De batería sólo tuve uno, Marcio Gaete con el que aprendí a leer música y tocar cosas nuevas pero más aprendí a estar siempre con la curiosidad al 100%... Tuve la suerte de trabajar desde hace varios años como asistente de Gran Martell una banda con músicos tremendos , Tito Fargo, Gustavo Jamardo y Jorge Araujo con los cuales puedo decir que aprendí muchísimo del trabajo profesional que es tan importante como el estudio diario. También sigo aprendiendo con cada artista con el que trabajo.

R – Seguro, creo que es inevitable, en el terreno artístico, no aprender del cruzamiento o intercambio con otros que estén en la misma sintonía. Es básico, si uno está sensiblemente abierto y comprometido con el trabajo descubrirse influenciado de los saberes y sentires de los otros. Luis, además de estos fenómenos de la música que mencionás, ¿qué otros artistas han dejado huella en vos? ¿Acaso hay alguna película, actor, director, o algún artista plástico…?

L- Si... Coincido totalmente con lo que decís. Hay algo que hago casi inconscientemente desde chico que es leer o mirar entrevistas de personalidades de todo tipo, artistas, científicos, ingenieros, etc. y trato de leer entre líneas los conceptos de como lograron desarrollar tal actividad, o tal formula, etc., lo que sea que lo haya destacado y en todos sin excepción encuentro que el convencimiento de creer en lo que buscaban y la continuidad en el tiempo lograron lo que buscaban, por eso te puedo decir que a veces me motiva escuchar hablar a tipos como Dalí, Atahualpa, Einstein, por nombrarte algunos... De todos trato de rescatar frases que me hagan pensar, más allá de la música, en cosas más de la vida...

R – Mirá, yo considero esa posición absolutamente humilde; casi infantil… ese momento de sentirse tan colmado del saber del otro, ese momento de dejarse maravillar por lo nuevo, es algo que celebro y procuro asiduamente también. Me fascinan los documentales, y como en tu caso, las entrevistas. Espero que de esta puedas, a su vez, sacar todo el juego posible… jajaja… hablando de entrevistas, no puedo no recordar las famosas entrevistas de Joaquín Soler Serrano en su programa “a fondo” dónde pasaron grandes figuras de las artes, una referencia obligada, son para escuchar una y otra vez… Hablando de escuchar, ¿Cómo surgió “Sombras de ciudad”? ¿Qué es eso de una fusión folklórica?

L – Hebert Viana siempre habla de que como artista no quiere perder al niño interior… “Sombras de ciudad” es un disco de fusión sólo por poner un rótulo... Para mi es música popular argentina; y en cierta manera es lo que soy yo, que me crié en una familia folklórica, mi viejo guitarrista, mi abuelo locutor de peñas y yo comencé bailando y tocando el bombo legüero a los 7 años... Pero a su vez crecí escuchando rock nacional. Soda, Fito, Charly, más atrás Almendra, Manal que no los viví pero los escuché y la vida después me llevó a tocar con algunos de ellos.... Entonces con "Sombras…" me pasó eso… me paré en el medio. Tomé canciones de folklore y les di un aire más moderno y canciones de rock que las toque más folklóricas. Creo que hoy la música argentina tiene esas dos cosas, chacareras con guitarra eléctrica y batería, canciones de rock tocadas con charango, sikus, etc. Por eso este disco es bien argentino…creo.. jajaja… 

R- ¿Cuál es el tema que más te gusta? ¿Por qué?

L – Todos los temas tienen algo. Elegí las canciones porque cada una tiene un significado en mi vida personal o artística... No agarré canciones de moda o hiteras, cada una tiene su momento y su porqué, pero la que más me emocionó al momento de grabarla fue "como un cuento" tema de divididos que a mí siempre me sonó como una zamba y la grabe con piano, bombo legüero y voz en una sola toma y en vivo…

R – Un tema hermoso… y hablando de Divididos y teniendo presente que antes lo mencionaste… ¿cómo es tu relación con Jorge Araujo?

L – Jorge es un musicazo que consumí mucho sobre todo la época de Divididos y de ahí buscando cosas de sus anteriores grupos. Estando en Bs. As., el profesor con el que estudiaba en ese momento me recomienda que tenía que estudiar con Jorge, pero nunca pude dar con él porque estaba a pleno con el grupo, yo me vuelvo a San Luis y las vueltas de la vida hicieron que nos cruzáramos y naciera una amistad muy grande afuera de todo plano musical. Después empezamos a hacer algunas cosas juntos, un curso anual de batería que él dictó para 25 profesores de varias provincias y yo coordiné, también a trabajar con Gran Martell como road en las giras. Una cosa fue llevando a la otra así desde hace 15 años aproximadamente. Compartimos muchas cosas de las cuales debo agradecerle de haber aprendido muchísimo en lo profesional... pero hablamos más de cosas de la vida y sociales que de música jajaja…

R – ¿Cómo sería un encuentro entre músicos o artistas que no hablen más de la vida que de sus propias disciplinas? No lo sé, no lo veo viable… jajaja… Luis, para ir terminando, ¿querés contarme un poco sobre el libro "Drumbeando Folklore"? Y, ¿cuáles son los próximos destinos que tenés programados? ¿Dónde podemos disfrutar de tu laburo?

L – Jajaja... Un día te levantás y descubrís que hay vida más allá de la música jajaja… el libro es un trabajo donde paso los patrones rítmicos del folklore del bombo legüero a la batería y anexando el trabajo del doble pedal también.Trae una comparativa entre las estructuras de la danza y la música, y surgió naturalmente por mi curiosidad de saber que era lo que estaba tocando y como variarlo. En una sesión para la Casa de la Música, donde un baterista te tomaba una prueba, cuando le muestro lo que hacía con el folklore y usando el doble pedal para los repiques, me dice que había que escribirlo y ahí empecé a redondear la idea de volcarlo al papel; en primera instancia lo edité independiente y este año va a salir editado por Ellisound. Tengo varias fechas cerradas presentando el disco... El Teatro en Merlo el 21/3, en abril Córdoba Capital, Río Cuarto y Los Hornillos todos en la provincia de Córdoba... Y armando para mitad de año la presentación del disco en Capital Federal...

R – Buenísimo, una herramienta más que útil para todos ése libro, te felicito… bueno, esperamos verte pronto por estos pagos y disfrutar de tu música y la buena energía que te caracteriza. Luis, una vez más, un placer enorme compartir este diván con vos, gracias por tu tiempo y esperemos que este año siga encontrándote con salud y trabajo, arte y alegría…

L – Bueno. Muchas gracias a vos por la nota y nos vemos en la presentación del disco en Capital! Abrazo grande desde Merlo para todos!

 Fuente: http://www.actualidadartistica.com.ar/2015/03/al-divan-con-luis-ocampo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario