miércoles, 21 de octubre de 2015

Al diván con Federico Hernán Vinzia

Al diván con Federico Hernán Vinzia 
-por Ricardo Costa Brizuela- 

 “nada se compara con el proceso de comenzar un disco y querer terminarlo” 

R - Federico, bienvenido al diván... cuando pienso en un proyecto que empieza a dar sus primeros pasos a la luz no dejo de contemplar el proceso invisible u olvidado que subyace en ese acontecimiento... es decir, así preguntándonos por el inicio podríamos llevar la cadena hasta lugares o momentos que incluso no conocemos, pero ésta no es mi intención. Opto, en este caso, en tomar otras direcciones que podrían ser pensadas o llamadas como "futuro" para el común de nosotros, y veo, como te decía, en un proyecto que inicia, cualquiera sea, un potencial asombroso, una potencia de ser que empapa de fuerza el resto de las cosas que a su lado se encuentran... Creo que fue Woody Allen quién dijo que le interesaba el futuro porque ahí pasaría el resto de su vida lo que me lleva a querer saber Federico, ¿cómo imaginás tu futuro en relación al disco Costadorada?

F- La verdad que como vos bien decís y remarcás, uno siempre va poniendo, sin quererlo, los pensamientos en el futuro. En todo tipo de aspectos. Hay muchísima gente que se llena la boca hablando del ahora, pero es innegable que el ser humano, espiritualmente hablando, siempre se excita con lo que vendrá. De hecho la vida de los seres humanos D.C (después de Cristo) se basó en eso, en la recompensa con un paraíso ilógico e irracional , por lo menos para mí, luego de haber vivido los días que tenemos contados . Mi futuro en relación al disco me lo imagino como un nuevo desafío.

R- No sé si definirlo como ilógico, quizás irracional pueda ser más acertado; es decir, creo que es cuestión de fe la creencia en una vida más allá de esta, o la existencia de un paraíso. Creo que la irracionalidad está implícita al intentar ponerle palabras, desde la razón, a algo que se desarrolla en otro plano, en este caso, el espiritual. Pero, relacionándolo con el tema que nos convoca, o sea, con tu música, me resuena esto que vos decís acerca del desafío. Porque en sí, en el desafío, como en el tiempo futuro en líneas generales, es la esperanza o la creencia la que gobierna con sus propias leyes que se alejan del dominio de la razón como embajador del presente. O sea, la creencia y la creación se aúnan en el mismo verbo cuando uno se implica en dicho acto. Yo creo. ¿Cómo es tu momento de creación Federico?

F- El momento de ponerme a hacer música es muy variado. Recuerdo que por lo general en el pasado siempre partía de una guitarra o un teclado y luego el proceso iba evolucionando y era llevado a otras formas o demás. Después empecé a componer simplemente sentándome y dejando que las cosas pasen, improvisando. Luego toda esa labor pasa por diferentes procesos de depuración personal. Sin dudas siempre el proceso de creación a mi entender es impulsado por la pasión que uno tenga en el momento. Ahora estoy empezando a intentar sacarle el jugo a las zapadas con amigos. Siempre en el medio de las improvisaciones voy grabándolos. La verdad que es un proceso nuevo que me resulta muy atractivo.

R- Y, Fede, qué otras cosas te apasionan?

F- Te diría que nada se compara con el proceso de comenzar un disco y querer terminarlo. Refiriéndonos a la música dentro de su campo de creación me apasiona muchísimo todo lo que es improvisación; tocando una caja de ritmos, un bajo, una guitarra, cantando o disparando samples. Me encanta disfrutar de esos momentos realmente siempre quizá en un ámbito de gente que uno elige y sabe ya de antemano que el momento va a ser suculento y divertido .Pero obviamente me encantan un montón de cosas . Creo que el común de ellas tiene que ver con el ocio. Me encanta disfrutar del deporte por tv. El cine es algo que me gusta mucho también. Disfruto mucho todo lo que sea compartir con gente cercana.

R- Desde luego, compartir con la gente con la que uno tiene afecto es sustancial para el equilibrio anímico. Creo que esencial para el bienestar de cada uno y del grupo en sí. ¿Hay algún tipo de cine que te atraiga más que otro? ¿Algún director, actor o película que haya dejado huella por así decir?

F- Si, te diría que no siendo un cinéfilo en un momento me interesó mucho la obra de Kubrick; vi michas de sus películas sino todas. Siempre recuerdo esa etapa de cine arte. Después, a otro rango, siempre me gustaron las pelis de Woody Allen ya sean pochocleras o con el lente distinto que a veces supo mostrar. Tarantino sin dudas es otro que siempre se presta para el festín y es un director que todavía tiene mucho mucho para dar. En cuanto a los actores y actrices creo que hay muchísimos talentosos siempre tuve una empatía con Jack Nicholson, no se, me da gracia hasta cuando hace de malo. Creo que sin dudas Leonardo Di Caprio es el actor que para adelante tiene mucho y cada vez más para dar. Y Meryl Streep es y será la número uno, siempre me impresionó lo gestual que es esa mujer.

R- Definitivamente, por esos caminos se llegan a buenos puertos... agregaría a la lista a Chaplin, en lo personal creo que es algo formidable, el hecho de pensar que hacía la música, que escribía, dirigía y actuaba... es asombroso. Hay y hubo gente super talentosa siempre... dentro de las actuaciones, Gary Oldman y Naomi Watts son de mis predilectos... pero hay muchos buenos actores y sería en vano intentar nombrarlos a todos... pero es hermoso el mundo del cine. ¿Quién no tiene alguna anécdota ligada a este universo? ¿Quién no atesora alguna película mítica de su infancia o alguna que lo haya marcado realmente? Creo que, como el arte en general, es estructurante el encuentro con este tipo de experiencias. O sea, una buena película, un buen libro, un buen disco... te puede cambiar la vida. ¿Te sucedió esto?...y retomando el proyecto de Costadorada, es muy interesante el trabajo audiovisual que se propone a la hora de presentar la música. Cómo surgió eso?

F- Sin dudas todo el tiempo nos impregnamos de nuevas formas artísticas tanto musicales como visuales o la conjunción de ambas en el cine. Seguro hubo y habrá, espero, un montón de discos que me generaron la excitación necesaria para escucharlos una y otra vez. Así como también hay films que pasan una y mil veces por tv y yo sigo disfrutando. La idea de los videos y la estética que vengo manejando en Costadorada se fue decantando sola, me genera risa a veces ver a bandas de la actualidad sean conocidas o no que siguen vendiendo sus rostros o sus figuras como centro de su música. A mí ya me viene pareciendo quizá algo vulgar todo el asunto y por eso decidí simplemente mostrar imágenes de lugares con diferentes texturas y matices de colores. Me parece algo mucho menos invasivo y mas estético que estar poniendo fotos de gente tocando o demás. Los vídeos que venimos manejando se gestaron con la misma idea. Surgieron de mi amistad con Francisco Loureiro. Recuerdo que estábamos en su balcón y bajo los efectos de la música que sonaba de fondo y el atardecer comenzamos a tomar imágenes desde los celulares y así comenzó lo que luego daría como resultado el video clip de "lapso". Siempre la idea fue tratar de conservar la idea primera de esa tarde. Indefectiblemente las cosas llevan un proceso de depuración, ya sea de tomas de efectos o edición, sin embargo todo esto lo manejo francisco a la perfección y logro mantener la premisa del video.

R- Qué bueno es contar con un compañero de trabajo que además es amigo... un lazo esencial para la vida y para el arte en particular es doblemente enriquecedor. El poder descompletarse uno a través de la mirada del otro y, al mismo instante, complementarse con su creatividad retroalimentando o relanzando la energía hacia la dirección pretendida... es formidable. Y ese trabajo, el estético y el afectuoso, es, en definitiva, lo que se propone, a mi entender y sentir, con Costadorada. Realmente es un disco y un producto que me gustó mucho y quería no dejar pasar la ocasión para felicitarte por eso... También veo que tuvo buenas repercusiones acá y en otros países el disco... ¿cómo te llegó esto?

F- Bueno, dejame agradecerte por el cumplido sin dudas viniendo de vos que sos un tipo que escucha música y además escribís es doble halago. En mi caso la única expectativa que me planteé al hacer el disco era que quede sonando bien, y q los tracks queden ajustados a mi demanda creativa del momento. Una vez conseguida esa meta, yo personalmente empecé a desprenderme del disco. Todo lo que pueda repercutir o no el disco me dejo un poco sin cuidado. Pude relativamente llegar a un porcentaje de expectativa reducido. Creo que me hizo muy bien relajarme. Obviamente que de todos modos lograr que el disco le haya interesado a medios locales y de Sudamérica es algo que me reconforta y me da satisfacción.

R- Totalmente, yo lo pienso en un traspaso de la metonimia a la metáfora. O sea, dejar de repetirse, de corregir, de repensar, de retocar la obra y dejar que produzca algo más, algo más allá de ella y del autor. Ahí lo metafórico entra en juego para salvaguardar el producto artístico. Ahí entra el otro en la escena para darle sentido. Así de simple, darle sentido a todo lo que uno hizo o dejó de hacer. Creo que queda abierta la invitación a los lectores a escuchar este disco y que sean ellos, justamente, los que cierren, o sigan abriendo, sentidos al respecto. Federico, ha sido un placer poder compartir este tiempo con vos; espero que sigas por esta senda de hacer lo que te reconforta y será hasta pronto…

F- Gracias a vos también por tu tiempo...

--------------------------------------
 Fuente: http://www.actualidadartistica.com.ar/2015/10/al-divan-con-federico-hernan-vinzia.html